lunes, 15 de abril de 2013

 



Según María Montessori, los niños absorben como “esponjas” todas las informaciones que requieren y necesitan para su actuación en la vida diaria. El niño aprende a hablar, escribir y leer de la misma manera que lo hace al gatear, caminar, correr, etc., es decir, de forma espontánea.
La Dra. Montessori no estaba de acuerdo con las técnicas rígidas y, frecuentemente, crueles que se utilizaban en Europa. Basó sus ideas en el respeto hacia el niño y en su capacidad de aprender, partía por no moldear a los niños como reproducciones de los padres y profesores.
Concibió a los niños como la esperanza de la humanidad, dándoles oportunidad de aprender y utilizar la libertad a partir de los primeros años de desarrollo, así el niño llegaría a adulto con la capacidad de hacer frente a los problemas de vivir, incluyendo los más grandes de todos, la guerra y la paz.
El trabajo de María Montessori no solamente era el desarrollar una nueva manera de enseñanza, sino descubrir y ayudar a alcanzar al niño su potencial como ser humano, a través de los sentidos, en un ambiente preparado y utilizando la observación científica de un profesor entrenado.
El método Montessori está inspirado en el humanismo integral,
Que postula la formación de los seres humanos como personas únicas y plenamente capacitadas para actuar con libertad, inteligencia y dignidad.
El Método Montessori, es considerado como una educación para la vida y se sirve de los siguientes aspectos para lograrlo:
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image030.gifAyuda al desarrollo natural del Ser Humano.
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image030.gifEstimula al niño a formar su carácter y manifestar su personalidad, brindándole seguridad y respeto.
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image030.gifFavorece en el niño la responsabilidad y el desarrollo de la autodisciplina, ayudándolo a que conquiste su independencia y libertad, esta última como sinónimo de actividad, libertad para ser y pertenecer, para escoger, para instruir, para
Desarrollarse, para responder a las necesidades de su desarrollo. Libertad para desarrollar el propio control.
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image030.gifDesarrolla en el niño la capacidad de participación para que sea aceptado.
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image030.gifGuía al niño en su formación espiritual e intelectual.
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image030.gifReconoce que el niño se construye a sí mismo.


Se refiere a los períodos de la edad en que el niño demuestra capacidades inusuales en adquirir habilidades particulares, es decir, cuando el interés del niño se focaliza a una parte específica de su ambiente.
Estas sensibilidades que el niño desarrolla normalmente, ayudan a adquirir las características necesarias para su desarrollo como adulto.
Elementos que se utilizan para llevar a cabo la metodología Montessori
El ambiente preparado
Se refiere a un ambiente que se ha organizado cuidadosamente para el niño, para ayudarle a aprender y a crecer. Este ambiente está formado por dos factores: (a) el entorno y (b) el material, preparado de una manera tal que desenvuelvan en él las partes social, emocional, intelectual, la comprobación y necesidades morales de un niño, pero también que satisfaga las necesidades de orden y seguridad, ya que todo tiene su lugar apropiado.
La Dra. Montessori comprobó que preparando el medio ambiente del niño con los materiales necesarios para su periodo de desarrollo en todas las áreas posibles y dejándole escoger su material de trabajo, abriría el camino para un desarrollo completo de su ser, "Libertad de elección en un medio ambiente preparado".
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image032.gifProporcionado: A las dimensiones y fuerzas del niño.
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image032.gifLimitado: En cuanto a que el mismo ambiente dirija al niño hacia el conocimiento y lo ayude a ordenar sus ideas y aclare su mente.
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image032.gifSencillo: En la calidad de las cosas y en la línea de las formas. Elemental, debe haber lo suficiente y lo necesario.
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image032.gifDelatador del error: El poder darse cuenta del error lleva al niño a un razonamiento cada vez mayor, pudiendo medir las consecuencias de sus acciones.
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image032.gifLavable: Para que el niño pueda mantener limpio y cuidado el ambiente.
Los ambientes se encuentran divididos en tres niveles:
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image033.gifComunidad Infantil (de 1 a 3 años)
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image033.gifCasa de los Niños (de 3 a 6 años)
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image033.gifTaller (Primaria).

En Montessori los salones son espacios amplios y luminosos. Incluyen flores y plantas en un orden absoluto. Los ambientes están diseñados para estimular el deseo del conocimiento y la independencia en los niños. Además, los pequeños pueden intercambiar ideas y experiencias en medio de un ambiente especialmente preparado para ellos, con muebles, materiales e infraestructura a su alcance.
Las actitudes del adulto
El adulto es el nexo entre el niño y el ambiente preparado, y su meta es ayudarlo a ayudarse, dejándolo saber que es él quien debe amarse y respetarse, por lo que el adulto debe ser de gran ayuda en la construcción de la confianza en sí mismo del pequeño.
Como el niño debe estar libre, moverse y experimentar en el ambiente, el papel del adulto es únicamente señalar directrices. Las guías (Maestras o Profesoras) tienen un papel fundamental ya que deben transmitir conocimientos y formar a los alumnos.
La Dra. Montessori siempre se refirió a las maestras como "Guías" y su papel se diferencia considerablemente del de la maestra tradicional.
Ella ante todo tiene que ser una gran observadora de los intereses y necesidades individuales de cada niño.
La interacción de la guía, los niños y el ambiente da como resultado que no existan dos salones Montessori idénticos en su rutina. Cada uno refleja las características individuales de cada guía y de cada grupo de niños.
Algunas guías usan únicamente los materiales diseñados por la Dra. Montessori, otras, en cambio, desarrollan ellas mismas materiales nuevos o adaptan materiales educativos al salón de clases Montessori.

http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image035.gifConocer a fondo cada una de las necesidades intelectuales, físicas y psicológicas en cada periodo de desarrollo del niño.
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image035.gifDebe ser capaz de guiar al niño dentro del salón de clases hacia el material o actividad que se requiera para lograr un desarrollo armónico y adecuado a su edad.
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image035.gifDebe conocer y manejar correctamente el uso y los objetivos de cada material que se encuentre en el espacio.
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image035.gifIndicar de modo claro y exacto el uso de los objetos y materiales.
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image035.gifSer activa cuando se pone al niño en contacto con el material por primera vez y pasiva cuando este contacto ya se ha dado.
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image035.gifDebe mantener el ambiente siempre limpio y ordenado.
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image035.gifAtender y escuchar en donde se le llama y respetar el trabajo y los errores de quienes trabajan.
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image035.gifDeben despertar en el niño, su independencia e imaginación durante su desarrollo.
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image035.gifGenerar en él autodisciplina, bondad y cortesía.
http://www.psicopedagogia.com/articulos/montessori_archivos/image035.gifGuiar al niño para que éste aprenda a observar, a cuestionarse y a explorar sus ideas de forma independiente, motivando su interés por la cultura y las ciencias.

Las cuatro áreas del método Montessori

Está considerada la parte más importante del salón, ayuda al niño a desarrollar coordinación, concentración, independencia, orden y disciplina. Abarca los ejercicios para la relación social, la tolerancia y la cortesía, el control perfecto y refinamiento del movimiento.

Se refiere al desarrollo y al refinamiento de los cinco sentidos: vista, sonido, tacto, olor y gusto. El propósito de los ejercicios es educar los sentidos, así el niño puede aprender sobre el ambiente, y ser capaz de discriminar sus aspectos más sutiles.

El primer paso hacia la lectura y la escritura es sensorial.
Los niños utilizan su dedo índice para conocer sensorialmente cada letra a través del uso de letras contorneadas con papel de lija. Esto les ayuda a reconocer las formas geométricas, al mismo tiempo que desarrolla su destreza y aprende las letras fonéticamente. Luego se sustituye el dedo por un lápiz para más adelante, escribir.
El aprendizaje de la lectura y la escritura se logra en el niño de forma natural. Al convivir e intercambiar experiencias con compañeros mayores que ya leen y escriben, propicia en el niño su deseo de hacerlo. Según las habilidades e intereses propios de su edad, se creará una atmósfera que favorece su desarrollo.

Matemáticas, introducción a los números
Una vez más la introducción a los números y a las matemáticas es sensorial.
El niño aprende a asociar los números a las cantidades, trasladándose gradualmente a formas más abstractas de representación. La educación temprana de este sentido, ayuda al niño a poner la base para la lectura y el aprendizaje de las matemáticas. Las actividades desarrolladas con los materiales sensoriales hacen que el niño pase “de lo concreto a lo abstracto” y le ayude a discriminar tamaños, colores, formas, peso, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada